10 fáciles pasos para iniciar tu propio negocio

Bueno, la verdad es que montar un negocio no es fácil, pero con este artículo me gustaría que por lo menos tuvieras más claro unos pasos importantes que debes seguir antes de lanzarte a la piscina sin saber si hay agua en ella.
Para empezar, te diré que se necesita un montón de trabajo duro para montar un negocio propio. Sin embargo vale la pena el esfuerzo y las horas de trabajo para llegar finalmente a ser dueño de tu propio negocio.

Antes de empezar a gastar el poco dinero que uno siempre tiene ahorrado, te recomiendo que hables con otras personas que ya hayan montado negocios antes, busques por internet información sobre todo lo que desconozcas y que hagas un poco de investigación, que hagas tus deberes.
Esta claro que desde el principio no vamos a ser los empresarios perfectos, eso nos lo dará el tiempo, pero si que es importante estar familiarizado con todo lo relativo a una empresa.
Así que, suponiendo que ya has hecho tus deberes, te has informado de todo lo que conlleva montar tu propio negocio y aun así quieres continuar, aquí tienes mi lista de recomendaciones para iniciar tu propio negocio:

1. Llevar a cabo un estudio de viabilidad del negocio. Describe a tu futuro cliente típico, tu producto y a tus competidores. ¿Cuales serán tus proveedores? ¿Cuánto vas a cobrar por el producto? ¿Cómo lo vas a promocionar? Estas son solo algunas de las primeras preguntas que deberás responder. Te recomiendo que apuntes las respuestas en una libreta y la tengas siempre a mano.

2. Escribe un plan de negocio para tu empresa, utilizando la información obtenida del estudio de viabilidad. Es de vital importancia, muchas veces pasado por alto, incluir una descripción de la empresa, los objetivos, los competidores, el tipo de mercado, la información financiera y por supuesto, cómo se supone que vas a cumplir tus objetivos.

3. Obtener financiación. Existen muchas maneras de obtener financiación para tu negocio. Desde tus propios ahorros hasta los siempre recurridos amigos, familia y conocidos. Si necesitas solicitar un préstamo en un banco, es indispensable que tengas un buen plan de negocio, ya que si no lo tienes ni te molestes en visitar al banco.

4. Decide que tipo de sociedad utilizará tu empresa. Desde el punto de vista legal, tienes 3 opciones básicas. Ser autónomo, sociedad limitada unipersonal, o sociedad limitada con varios socios. Existen otros tipos de sociedades que también puedes tener en cuenta. Te recomiendo que acudas a un asesor y que te informe de cuales son las ventajas e inconvenientes de cada una. Recuerda que contar con una buena asesoría fiscal y laboral es algo muy recomendable. Además, esos gastos los podrás desgravar.

5.Escoge un nombre principal para tu empresa y varios secundarios. Ya que hay que comprobar la disponibilidad de los nombres, es mejor que tengas algunas opciones extra disponibles. Elegir el nombre de una empresa es algo muy personal. Tal vez sea el primer punto de conflicto con tus futuros socios, así que trata de llevar el tema de la mejor forma posible.
Has de saber también que una cosa es el nombre de la sociedad y otra el nombre comercial. Puedes tener un nombre de sociedad y otro nombre comercial distinto (que deberás registrar por separado).

6. Cumple con la ley. Tendrás que asegurarte de que cumples con todos los trámites que son requeridos por ley para que un negocio pueda funcionar legalmente. En España tenemos 3 niveles de Administración, y en cada uno de ellos puede haber, por lo menos, un trámite que deba hacer tu empresa. En la Administración Estatal, lo primero que debes hacer es inscribirte en el Censo de la Agencia Tributaria, en el epígrafe que más te convenga, según las actividades que vaya a realizar tu empresa. En el gobierno autonómico, se debe dar un alta de funcionamiento ante la Consellería de Industria o Comercio. En el gobierno municipal, existe una serie de licencias y permisos que debe tener cada negocio.

7. Desarrolla un plan de marketing para tu nuevo negocio. Debes tener por lo menos el paquete de identidad corporativa. Esto es tu propio logotipo, las tarjetas de visita y un buen cartel. Luego sería interesante tener un dossier de prensa con una carta de presentación, otra con la historia de la empresa, descripciones de tus productos, etc. La última cosa indispensable hoy en día, es contar con tu propia página web. Piensa que va a ser el punto de partida para todas las acciones de marketing que realices en internet. Contrata siempre los servicios de un buen profesional, que además de diseñarte una buena web, te asesorará sobre las estrategias de marketing más adecuadas para tu negocio.

8. Crea una cuenta bancaria para tu negocio. Te pedirán la documentación de la constitución de la empresa y algún que otro documento más. Asegúrate también de que dan acceso a tus cuentas desde internet, esto te ahorrará mucho tiempo en el futuro.

8. Adquiere un seguro. Existen muchos tipos de seguros, pero lo más probable es que tu empresa necesite por lo menos uno. Por ejemplo, si vas a tener empleados, necesitarás un seguro de accidentes o de responsabilidad civil. Dependiendo del tipo de negocio que tengas, serán distintos los seguros que puedes necesitar. Ponte en contacto con una agencia de seguros donde te puedan informar más detalladamente de todo.

9. Intenta negociar condiciones favorables de crédito con tus proveedores. Es decir, en lugar de tener que pagar cada vez que realices un pedido, intenta negociar pagos a 30 o 60 días. Esto te dará un poco de aire para respirar y permitirá que tengas algo de flujo de caja. Según el tipo de negocio que tengas, puede ser que tus clientes no te paguen tan rápido como sería deseable y podría ser que te encontraras sin dinero en la caja para pagar nuevos pedidos.

10. Compra el material de oficina básico. Cada negocio tiene sus necesidades, pero sin lugar a dudas vas a tener que hacer trabajo de oficina, te guste o no. Te recomiendo que compres un buen ordenador y una buena impresora laser multifunción. Eso es lo mínimo que vas a necesitar para poder realizar todas las tareas de oficina. Luego puedes comprar más cosas según tus gustos, como papel, bolígrafos, archivadores, carpetas, etc. Con una visita al proveedor de materiales de oficina tendrás suficiente.

Bueno, ya puedes comprar una botella de champán y celebrar tu inauguración. Estás a punto de embarcarte en un viaje muy emocionante ¡Te deseo que tengas mucho éxito con tu nueva empresa!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *