El interés compuesto

Está claro que ahorrar siempre ha resultado la mejor manera de ir haciendo un montoncito de dinero. Lo más normal es que busquemos entre las diferentes opciones que nos plantean los bancos buscando la que más interés nos genere. De esta manera haremos crecer nuestros ahorros. Esta es la teoría más básica, existen muchas maneras de hacerlo y muchos tipos
de interés a nuestro alcance y una de ellas es el interés compuesto pero mejor que nos hable del interés compuesto una persona que conoce como nadie todo lo relativo a las finanzas, Vicens Castellano:

Quiero proponerte un ejercicio.

Es sencillo y lo puedes hacer con una calculadora, o con una hoja Excel, incluso si eres muy friky puedes hacerlo de cabeza.

La idea es entender de verdad cual es la diferencia entre invertir a interés simple (lo que me da mi inversión en un año lo retiro) e invertir a interés compuesto (lo que me da mi inversión en un año lo reinvierto).

Muchas personas desconocedoras de esta diferencia se limitan a retirar los intereses de sus inversiones y a pensar que están actuando como unos campeones: “Tengo 10.000€, los he puesto en un fondo al 6% y este año me han dado 600€. No es mucho pero nos da para hacer un viaje con mi pareja”.
Así que retiran esos 600€, se los gastan en algo que les apetece y al día siguiente vuelven a sus trabajos… Sin tener ni idea de la oportunidad que acaban de dejar pasar…

Bueno, al fin y al cabo es su dinero ¿no? ¡Tienen derecho a disfrutarlo!… Que sí, que sí, que yo no digo lo contrario, solamente que está bien que lo disfruten sabiendo lo que hacen.

¿Nos ponemos manos a la obra?

Quiero que hagas lo siguiente: imagina que tienes 10.000€ y que eres capaz de ponerlos a trabajar a distintos tipos de interés. Primero calcula lo que te darían en 10 años al 5% anual, luego al 10% y luego al 20%.

Para hacer eso calculas lo que te daría tu inversión en un año y luego lo multiplicas por el número de años. Por ejemplo 2.000€ a un 3% de interés durante 5 años es: 2.000€ x 0,03 = 60€; 60€ x 5 años = 300€. Al final de los 5 años tendrías los 2.000€ iniciales más 300€ en intereses.


Cuando sepas lo que ganarías con esos 10.000€ al 5%, al 10% y al 20%, haces lo mismo pero reinvirtiendo los intereses. Esto es, si 10.000€ al 5% durante el primer año te genera 500€ (10.000 x 0,05 = 500) al siguiente año AÑADES LOS INTERESES A LA INVERSIÓN. (10.000€ + 500€ = 10.500€) de manera que 10.500€ x 0,05 = 525€ Así ya sabes que el segundo año tu inversión te ha generado 525€… sigues avanzando hasta que tengas los intereses al cabo de 10 años.

Hazlo primero con el 5% anual, luego con el 10% y luego con un 20%.

Postea tus resultados en forma de comentario 😉

No leas los comentarios antes de haber hecho el ejercicio pq vale la pena pasar por la experiencia de conseguir tus propios resultados, ¿si?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *