En el calor de la economía doméstica: consejos útiles

Existen una serie de consejos relacionados a cómo mejorar o cuidar de la economía doméstica, que es de lo que vamos a hablar en este artículo. De modo que ¿empezamos?

Para llevar propiamente dicho las riendas de su economía doméstica, lo primero que le recomendamos es que no gaste por gastar: guarde-ahorre-invierta; porque gastar sin una previsión, a menudo puede acarrear consecuencias no del todo positivas.

Ya sean por la realización de gastos innecesarios o gastos que de haberse realizado en otro momento, podrían habernos beneficiados mucho más, a la larga podrá ahorrar una buena cantidad de dinero. ¡Haga la prueba!

Otro consejo a tener en cuenta también, sería la importancia de saber cuándo actuar y cuando no, o lo que es lo mismo ¿el tiempo cuenta? Y de ser así ¿de qué forma? Muchos de los problemas financieros que se puedan presentar, son la causa parcial o directa de las decisiones que hemos tomado en el pasado.

Por poner un ejemplo, pongamos un escenario en el que (tal vez estemos ocupado con otros asuntos y no lo hayamos hecho a propósito) vamos dejando que un desperfecto en el inmobiliario o en nuestra maquinaria del hogar se quede sin revisar, prolongándolo y prolongándolo en el tiempo, hasta que una situación mayor se presenta. Ya que a veces dejar un problema sin solucionar, a la larga acaba generando otros casi por inercia. Entonces, en ese sentido, sí, el tiempo cuenta ¿verdad?

Otro de los consejos que nos gustaría darle es ¿qué prefieres, actuar por necesidad o por gusto? Si su respuesta ha sido ¿ah, pero es que tengo que elegir? Entonces va por el buen camino y técnicamente ha dado en el clavo. ¿Quién ha dicho que no una cosa esté reñida con la otra? Al fin y al cabo, en el término medio esta la virtud ¿o no?

Siempre podemos establecer una serie de pautas, o incluso hacer una lista de qué necesito y qué quiero, pero si lo busca con pasión, es 100% seguro que podría satisfacer ambas, y encontrar aquello que necesita de la forma en la que lo quiere. Fácil ¿a que sí?

Y el que probablemente sea de los mejores consejos para una economía doméstica: aprenda a reutilizar, recicle, transforme, ¡innove! Una botella puede convertirse en un macetero, el aceite natural que consuma puede reutilizarse de múltiples maneras,

¿sabía que la misma cáscara de la naranja, una vez que se limpia con vinagre puede ser utilizada para encerar el coche? Si se busca, siempre se podrán encontrar trucos y consejos que no solo le abrirá caminos nuevos, sino que además aprenderá a hacer cosas divertidas e interesante, por no decir que al hacerlas usted mismo, podrá incluso aumentar sus ahorros.

Que al fin y al cabo es lo que significa la economía, economizar el tiempo, economizar los gastos, economizar los problemas, en definitiva: economizar la vida.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *