Cómo vender en Internet sin tienda online

No hay duda de que la forma más efectiva de vender en Internet es a través de una tienda online propia. Sin embargo, no todos los negocios cuentan con las posibilidades económicas o con el atrevimiento de montar su e-commerce desde la nada.

Por ello, una buena opción para quien está empezando en los negocios online es utilizar otros métodos de venta, mucho más sencillos y con una inversión ‘cero’ o mínima. En otras palabras, se trata de vender en Internet utilizando los recursos que nos proporcionan otras plataformas ya consolidadas. Veamos los tres principales ejemplos.

Tres formas de vender en Internet sin tienda online

  • Contra reembolso: se trata sin duda de la forma de pago más tradicional de las tres que presentamos aquí y que, por desgracia, cada vez son menos las empresas que la aceptan. La manera de vender en Internet a contra reembolso es sencillo: el cliente realiza un pedido a través de tu página web, por correo electrónico o mediante el sistema que establezcas. Tú procesas la orden y la envías por paquetería, ya sea por Correos o por otra empresa privada. El cliente pagará en mano cuando reciba el artículo. En el momento de enviar el paquete, estableces el precio que le quieres cobrar al cliente y lo que quieres recibir neto. Para ello, deberás sumar los costes del envío y del giro de dinero que realiza el destinatario a la  hora de la recepción. Esto es precisamente uno de los mayores inconvenientes del contra reembolso: los costes de tramitación se encarecen debido al giro de dinero realizado. Otro inconveniente que señalan algunas empresas es que, al no cobrar de inmediato al cliente, éste se puede echar para atrás en el último momento y no realizar la compra cuando le llega el paquete, suponiendo entonces una pérdida de dinero y tiempo para la empresa.
  • Orden de pago a través de PayPal: esta forma de vender en Internet es la manera más básica de usar esta pasarela de pago. La idea es introducir un formulario en el que el cliente deja su email e indica qué productos desea comprar. Acto seguido, le envías una orden de pago por correo electrónico. El cliente recibirá un correo en el que podrá pagar con tarjeta o PayPal, todo ello gestionado y facilitado por esta plataforma de pago online. ¿El inconveniente? De nuevo, la tasa que PayPal establece por la gestión, en torno al 4%. Aunque, en realidad, ningún sistema de cobro online es gratis…
  • Vender en Internet a través de otras tiendas online: existen grandes páginas web que cuentan con tienda online y en las que te puedes dar de alta como usuario. Subes tu contenido para venderlo en dicha tienda online y copias el código HTML para incrustarlo en tu página web. Ejemplos de ello son Bubok para ebooks, Scribd para artículos cortos o Spreadshirt para camisetas. La gran pega es que dichas páginas web se quedan con buena parte del beneficio de la venta.

photo credit: SEOPlanter via photopin cc

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *