Qué es el crowdfunding: algunas claves de éxito

Muchas personas del mundo de los negocios aún no saben qué es el crowdfunding, pero este sistema de financiación ya está de moda como nueva fuente de ingresos. Aunque todavía es un modelo joven y en fase de consolidación, lo cierto es que ha servido para que muchas empresas vean la luz al final del túnel y puedan emprender sus proyectos, generalmente con un importante componente de innovación. En este artículo repasaremos algunas de las claves para tener éxito en esta aventura.

Antes de adentrarnos en ello, conviene aclarar qué es el crowdfunding: su traducción literal es “financiación en masa” y hace referencia a un sistema en el que personas, generalmente anónimas y a veces sin ánimo de lucro, realizan donaciones para que un proyecto concreto se lleve a cabo, algo que tendría muchas dificultades a través de los canales de financiación tradicionales. Este proceso se suele realizar por Internet, y algunas de las páginas más populares son Goteo.org, Kickstarter.com, Verkami.com y Lanzanos.com.

Muchos son los sectores que han tenido especial acomodo en el crowdfunding, pero hay algunos que destacan especialmente. Por ejemplo, el tecnológico: pequeños investigadores que apuestan por una idea original que podría traer beneficios para la sociedad. El arte también ha metido la cabeza en la financiación en masa, sobre todo para dar a luz obras con grandes peculiaridades. Incluso la política, sobre todo para que partidos pequeños o en ciernes puedan recaudar fondos para sus campañas.

Claves de éxito en el crowdfunding

Sin embargo, el crowdfunding no es la panacea. Conviene tener en cuenta una serie de claves para que un gran número de gente vea motivos suficientes para donar y contribuir con el proyecto. Estas son algunas:

  • Busca el beneficio para la sociedad: sin querer cambiar el mundo con tu proyecto, suelen triunfar aquellos que sean positivos y necesarios.
  • Sé transparente: explica bien cuál es la misión de tu proyecto y cómo piensas llevarlo a cabo.
  • Ofrece gratificaciones: aunque en muchos casos los usuarios donan desinteresadamente, otras veces no ocurre así. Ofrecer algún tipo de privilegio puede ser un incentivo para el donante. Por ejemplo, si vas a fabricar un gadget novedoso, reserva las primeras unidades y con algún extra a quienes hagan aportaciones.
  • Divide tu proyecto en fases o metas: si crees que la cifra total que necesitas es de entrada demasiado alta, escalona el proceso en fases. Eso también ayudará a que los usuarios vean avances y sientan confianza.
  • Y por supuesto, comunícalo bien: emplea los medios que necesites, a ser posible cercanos y con interactividad, para contar cómo va tu proyecto. Fotos, vídeos o blogs pueden ser especialmente útiles.

Imagen: svilen001 en Sxc.hu

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *