Vender por Internet es posible para todos: una historia inspiradora

En muchas ocasiones, un buen ejemplo sirve más que la teoría. Y en el tema de vender por Internet no iba a ser una excepción. Por ello, rescatamos en este artículo una historia inspiradora que está arrasando en Internet: se trata de Ricardo Lop, un humilde agricultor y panadero de un pueblo de Teruel que ha alcanzado el éxito más absoluto comercializando cuchillos por Internet. Actualmente cuenta con más de 22.000 clientes en todo el mundo a través de la Red y tiene en plantilla a 9 empleados. Descubramos cómo ha llegado a ello.

El caso de Ricardo Lop se podría enfocar desde distintos puntos de vista. Por un lado, es la excepción que confirma la regla: su formación académica y económica era nula, pues no contaba ni siquiera con los estudios primarios terminados. Y por otro, es la demostración de que vender por Internet está al alcance de todos, incluso para quienes no cuentan con un capital demasiado amplio.

Las claves de Ricardo Lop para vender por Internet

De su magnífico discurso-monólogo en el Inspiration Day, organizado por la red social femenina Womenalia, se pueden extraer varias claves sobre cómo vender por Internet:

  • No hay que tener miedo a Internet: “La tecnología no me gustaba ni la entendía. (…) Los bytes y los kilobytes me sonaban a fósiles”, reconoce Lop. Pero un curso sobre cómo enviar un correo electrónico le abrió los ojos de sobre el mercado tan grande al que podía llegar.
  • La atención al cliente debe ser rápida, tanto a la hora de contestar los e-mail como a la de solucionar los problemas con la recepción de la mercancía, entre otros asuntos. “Tu presupuesto puede estar muy bien, pero si se lo envías pasado mañana se te puede adelantar un australiano, por tardón”, bromea este emprendedor turolense.
  • El posicionamiento SEO es básico. Su página web es Aceros-de-Hispania.com, pero reconoce que muchos de sus clientes no saben ni cómo se llama: “Yo les digo: ‘Pon <<cuchillos>> en Google, y la primera que te sale’. Y así acceden a ella”, comenta.
  • Para vender por Internet también hay que tener un poco de suerte: “Llegué a una armería que tiene mi hermano en Alcañiz, vi los catálogos que tenía y dije: ‘Ese de ahí’. Era de cuchillos, y así me decidí a vender cuchillos”, relata Lop. Una demostración de que a veces la fortuna vale más que un buen estudio de mercado.

Y como estas conclusiones, se pueden sacar otras muchas de esta intervención que ha revolucionado la Red y que está sirviendo de acicate para quienes quieren vender por Internet y no se atreven.

Imagen: Fotograma de YouTube

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *