¿Qué es el drop shipping? (II)

Tal y como hablábamos en el anterior artículo, vamos a continuar explicando los detalles y pormenores del dropshipping.

Para empezar, ya debes tener un sitio web donde puedas empezar a comercializar tus productos. Como se estableció anteriormente, una buena compañía de Dropshipping debe proporcionarte imágenes profesionales y descripciones detalladas de cada producto. Aún así, segúrese de que la gramática, ortografía y la puntuacion es correcta. Pero lo más importante de todo es que los textos sean descriptivos e informativos. También asegúrese de que la empresa Dropshipping te permite escribir tu propia descripción.

La navegación dentro de tu página web debe ser fácil e intuitiva, así que intenta agrupar los productos similares para que tus clientes puedan encontrarlos con facilidad. Trata de no añadir demasiados artículos con fotos excesivamente grandes en una misma página, esto puede hacer que la página tarde bastante en cargar.

Si tienes la suerte de encontrar una empresa que te proporciona tanto las miniaturas como las fotos de gran tamaña, es toda una ventaja. Esto hace que sea mucho más fácil construir y elaborar tus páginas de productos y así conseguir un acabado más profesional. Si por el contrario no te han proporcionado imágenes en miniatura y fotos de gran tamaño, no te preocupes, hay un montón de programas y webs con las que podrás crear imágenes en miniatura a partir de otras de tamaño distinto.

Ahora vamos a fijar el precio. Si los precios vienen marcados por el proveedor de dropshipping y no te permiten cambiarlos, entonces utiliza los precios que te marca el proveedor, es posible que hayan hecho numerosos estudios de mercado para establer el precio más competitivo. Si por el contrario te permiten hacer cambios en los prescios, esto te puede ser especialmente beneficios a la hora de ajustar los gastos de envío, haciendo el producto más atractivo al cliente.

Es recomendable utiliazr un proveedor de dropshipping que te deje cambiar los precios o uno que establezca los precios directamente, no ambos, ya que puede llegar a resultar un verdadero lio a la hora de tarificar los productos.

Si la empresa de Dropshipping no te permite cambiar los precios, lo más probable es que tampoco te permitan cambiar las tarifas de los gastos de envío. Como hemos comentado antes, esto es completamente normal.  Sin embargo, esto es mejor para auquellos que solo desean utilizar una determinada empresa de Dropshipping. Si eliges diferentes empresas, los gastos de envío pueden ser sensiblemente diferentes y esto puede convertirse en un problema. Es mejor utilizar empresas que te permiten establecer tus propios precios por esta misma razón. Es recomendable poner unos gastos de envío fijos y ajustar el precio de venta en función de las tarifas de los gastos de envío.

Ajustar los precios es una buena manera para establecer una especie de tarifa plana de gastos de envío, en lugar de tener unas tarifas diferentes para cada producto. Si la empresa te permite poner una tarifa de gastos de envío diferentes para cada producto sin muchos esfuerzos, hazlo. Para aquellos que no tengan esa posibilidad, aquí hay una posible solución:

Establecer tarifas planas y ajustar el precio de venta sobre la base de los gastos de envío. Por ejemplo, imagina que tienes una bicicleta que deseas vender. Así es como se vendría abajo:

Precio de dropsshiper al por mayor – 35€ (es el precio que pagarías por la bicicleta)

Precio de gastos de envío-  20€ (Lo que la empresa dropshipping te cobraría por realizar el envío a tu cliente )

MSRP – 50€ (Manufactured Suggested Retail Price, o lo que es lo mismo, el precio que la empresa estima que debes cobrar)

Si tu tienes una tarifa plana de gastos de envío de 10€ por cada artículo enviado a través de envío por tierra, a continuación, se modifica el precio de venta a 60€ (en lugar del precio recomendado de 50€) y el envío puede permanecer en 10€. Con esto consigues los mismos beneficios pero teniendo una tarifa plana de gastos de envío ¿Por qué resulta eso beneficioso? A todos los clientes les gusta cuando los gastos de envío son más bajos, simplemente ponte en el lugar delcliente y piénsalo.

No hace falta que tengas un precio de gastos de envío diferente para cada producto. Cada producto que envías puede tener unos gastos de envío de 10€, sin importar lo que la empresa dropshipper nos cargue a nosotros.

Por supuesto puedes escoger libremente el precio de la tarifa plana de gastos de envío. Puedes incluso optar por poner gastos de envío gratis ajustando el precio final del producto. Entonces en el ejemplo de la bicicleta, ésta costaría 70€ y los gastos de envío serían gratuitos. Con lo que estaríamos ganando lo mismo, pero en cambio el beneficio que el cliente percibiría sería mucho mayor, ya que al ver que los gastos de envío son gratis puede que incluso ni perdiera el tiempo en comparar el precio de la misma bicicleta en diferentes tiendas.

El servicio de atención al cliente es otra gran diferencia entre los programas de afiliados y el uso de servicios de dropshipping. Con los programas de afiliados, una vez que el cliente hace click en el enlace que lleva a la página web final, tu trabajo ya ha terminado. No necesitas hacer nada más. En cambio utilizando el dropshipping tu te tienes que hacer gargo del servicio de atención al cliente, ya que para el cliente tu eres el vendedor (de hecho realmente lo eres).

Una vez que un cliente pide y realiza un pago por un producto en tu web, es tu responsabilidad ponerte en contacto con la empresa de dropshipping para que asegurarte de que el producto es enviado a la dirección correcta.

Lo que ofreces es lo que tus clientes deben recibir y tu servicio de atención al cliente es lo que hará que tus clientes vuelvan a comprarte. Así que es importante que te hagas responsable de cualqueir problema que pueda suceder, sea tu culpa o no. Este aspecto puede que sea uno de los puntos negativos del dropshipping, ya que si la empresa dropshipper envía el producto a una dirección equivocada, o envía un producto que no fue pedido, es tu responsabilidad hacerte cargo de los problemas del cliente y solucionarlos. Por eso es muy importante seleccionar cuidadosamente con que empresa o empresas vamos a trabajar y asegurarnos de que tengan experiencia contrastadada.

Si hemos llegado hasta aquí ya tenemos el sitio web, los productos y el proceso de envío. ¡Estamos listos para empezar a ganar dinero con el dropshipping!

Para terminar te daremos unos últimos consejos que te pueden resultar de utilidad:

Las empresas de dropshipping deben permanecer separadas de tus clientes y ajustarse a su labor. Hay varias razones para que esto sea así:

• El cliente puede empezar a tratar directamente con la empresa de dropshipping (si también trabajan al por menor) en lugar de tu empresa. Esto se traduce en pérdida de ventas

• Las empresas de dropshipping no deben representar a tu empresa. Tu debes ser responsable de la reputación de tu empresa y del servicio de atención al cliente. Un cliente no se convierta en un cliente habitual, si no reciben el servicio de atención al cliente adecuado.

• Los clientes pueden sentirse engañados si tratan con alguien que no sea un empleado de tu empresa. La mayoría de los consumidores no entienden de negocios por internet o de dropshipping (y tampoco tienen porque entender). No debes cometer el error de presuponer que tus clientes conocen y entienden los entresijos que hay detrás de este tipo de negocios.

No pierdas de vista y realiza un seguimiento de los artículos que vendes. Es importante que lleves una relación de los productos que has vendido, ha quien se lo has vendido y qué empresa te lo ha proporcionado. Con un simple excel puedes llevar este control.

No olvides guardar las facturas cobraras y pagadas, es muy importante a la hora de declarar tus impuestos.

Guarde las facturas de sus clientes y las facturas pagadas a sus proveedores. Esto ayuda con impuestos.

El 99% las empresas dropshippers requieren que tengas una empresa con licencia a de reventa y te lo exigirán a la hora de trabajar con ellos . Ellos están obligados a tener esta información, porque son los empresas legales.

Por último, una buena manera de comprobar el servicio que reciben tus clientes sería hacerte un pedido a ti mismo. Es decir, que el receptor final del pedido seas tu mismo. Así podrás comprobar de primera mano qué es y cómo recibe tu cliente su pedido.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *