¿Qué es un análisis DAFO?

El Análisis DAFO (en inglés, SWOT – Strengths, Weaknesses, Opportunities, Threats), también conocido como Matriz ó Análisis “DOFA” o también
llamado en algunos países “FODA” es una metodología de estudio de la situación competitiva de una empresa en su mercado (situación externa) y de las características internas (situación interna) de la misma, a efectos de determinar sus Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas.

La situación interna se compone de dos factores controlables: fortalezas y debilidades, mientras que la situación externa se compone de dos factores no controlables: oportunidades y amenazas.

Es la herramienta estratégica por excelencia más utilizada para conocer la situación real en que se encuentra la organización.

El análisis DAFO es una técnica imprescindible y eficaz en el diagnóstico de la situación de una empresa, tanto desde el punto de vista interno como externo. Fundamentalmente, esta herramienta sirve para:

 

 

  • Identificar nuestros objetivos estratégicos .
  • Como base para un buen plan de marketing y una adecuada y eficaz campaña de publicidad.
  • Identificar las amenazas del entorno a fin de prevenirlas y/o corregirlas.
  • Ver la capacidad de respuesta de la empresa ante una situación determinada.
  • Identificar las fortalezas de la empresa y aprovecharlas.
  • Descubrir nuevas oportunidades de negocio para las que se está preparado.
  • Identificar las debilidades de la empresa, ser conscientes de ellas e intentar mejorarlas. Por ejemplo, la comunicación y el trabajo en equipo, el ambiente laboral, el proceso productivo, la imagen ante los consumidores, el precio de los productos…
  • Determinar la rentabilidad de montar un negocio, o bien lanzar otro producto, iniciar una campaña, etc.
  • Evitar errores previsibles e inversiones innecesarias.
  • Decidir si es conveniente hacer una alianza estratégica con nuestra competencia para mantener la competitividad.
  • Decidir si se debe reorientar la compañía para buscar mejores oportunidades, aunque se tengan que adquirir o desarrollar determinados puntos fuertes de la empresa.

El análisis interno

Consiste en detectar las fortalezas y debilidades de la empresa que originen ventajas o desventajas competitivas. Para llevarlo a cabo se estudian los siguientes factores:

Producción. Capacidad  de producción, costes de fabricación, calidad e innovación tecnológica.

Marketing. Línea y gama de productos, imagen, posicionamiento y cuota en el mercado, precios, publicidad, distribución, equipo de ventas, promociones y servicio al cliente.

Organización. Estructura, proceso de dirección y control y cultura de la empresa.

Personal. Selección , formación, motivación, remuneración y rotación.

Finanzas. Recursos financieros disponibles, nivel de endeudamiento, rentabilidad y liquidez.

Investigación y Desarrollo. Nuevos productos, patentes y ausencia de innovación .

El análisis externo

Se trata de identificar y analizar las amenazas y oportunidades de nuestro mercado. Abarca diversas áreas:

Mercado. Definir nuestro target y sus características. También los aspectos generales (tamaño y segmento de mercado, evolución de la demanda, deseos del consumidor), y otros de comportamiento (tipos de compra, conducta a la hora de comprar).

Sector. Detectar las tendencias del mercado para averiguar posibles oportunidades de éxito, estudiando las empresas, fabricantes, proveedores, distribuidores y clientes.

Competencia. Identificar  y evaluar a la competencia actual y potencial. Analizar sus productos,  precios, distribución, publicidad, etc.

Entorno. Son los factores que no podemos controlar, como los económicos, políticos, legales, sociológicos, tecnológicos, etc

Definir la estrategia

El DAFO ayuda a plantearnos las acciones que deberíamos poner en marcha para aprovechar las portunidades detectadas y eliminar o preparar a la empresa contra las amenazas, teniendo conciencia de nuestras  ebilidades y fortalezas. Fijados los objetivos –que deben ser jerarquizados, cuantificados, reales y consistentes–, elegiremos la estrategia para llegar a ellos mediante acciones de marketing. Repasemos las posibles  estrategias con ejemplos:

Defensiva. La empresa está preparada para enfrentarse a las amenazas.Si tu producto ya no se considera líder, resalta lo que te diferencia de la competencia. Cuando baje la cuota de mercado, busca clientes

que te sean más rentables y protégelos.

Ofensiva. La empresa debe adoptar estrategias de crecimiento. Cuando tus fortalezas son reconocidas por los clientes, puedes atacar a la competencia para exaltar tus ventajas (por ejemplo: el 83% prefiere x). Cuando el mercado está maduro, puedes tratar de robar clientes lanzando nuevos modelos.

Supervivencia. T e enfrentas a amenazas externas sin las fuerzas internas necesarias para luchar contra la competencia. Deja las cosas como están hasta que se asienten los cambios que se producen (por ejemplo: observa la internetización del entorno antes de lanzarte a la red).

Reorientación. Se te abren oportunidades que puedes aprovechar, pero careces de la preparación adecuada. Cambia de política o de productos porque los actuales no están dando los resultados deseados.

¿Qué factores hay que contemplar en un análisis DAFO ?

FORTALEZAS INTERNAS

DEBILIDADES INTERNAS

● Capacidades fundamentales en actividades clave.

● Habilidades y recursos tecnológicos superiores.

● Propiedad de la tecnología principal.

● Mejor capacidad de fabricación.

● Ventajas en costes.

● Acceso a las economías de escala.

● Habilidades para la innovación de productos.

● Buena imagen entre los consumidores.

● Productos (marcas) bien diferenciados y valorados en el mercado.

● Mejores campañas de publicidad.

● Estrategias específicas o funcionales bien ideadas y  diseñadas.

● Capacidad directiva.

● Flexibilidad organizativa.

● Otros.

● No hay una dirección estratégica clara.

● Incapacidad de financiar los cambios

necesarios en la estrategia.

● Falta de algunas habilidades o capacidades clave.

● Atraso en Investigación y Desarrollo-

● Costes unitarios más altos respecto a los competidores directos.

● Rentabilidad inferior a la media.

● Exceso de problemas operativos internos.

● Instalaciones obsoletas.

● Falta de experiencia y de talento gerencial.

● Otros.

OPORTUNIDADES EXTERNAS

AMENAZAS EXTERNAS

●  Entrar en nuevos mercados o segmentos.

●  Atender a grupos adicionales de clientes.

●  Ampliación de la cartera de productos para satisfacer nuevas necesidades de los clientes.

●  Crecimiento rápido del mercado.

● Diversificación de productos relacionados.

● Integración vertical.

● Eliminación de barreras comerciales en los

mercados exteriores atractivos.

● Complacencia entre las empresas rivales.

● Otros.

● Entrada de nuevos competidores.

● Incremento en ventas de productos

sustitutivos.

● Crecimiento lento del mercado.

● Cambio en las necesidades y gustos de los consumidores.

● Creciente poder de negociación de clientes y/o proveedores.

● Cambios adversos en los tipos de cambio y en políticas comerciales de otros países.

● Cambios demográficos adversos.

● Otros.

Fuente: Wikipedia y Revista Emprendedores.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *