5 maneras de ganar dinero por Internet

1. Ser freelance

Ser freelance implica vender algun servicio cobrando a tus clientes por horas o por proyecto.
Puedes hacer cualquier cosa como freelance, pero las más usuales en internet son:


Escribir:
Ya sea escribir artículos para blogs, newsletters, ebooks, etc.
Diseñar: Ilustración, diseño gráfico, diseño de logos, etc.
Programar: Programar páginas webs, software propio, etc.
Administrar: Asistentes personales tipo secretarias virtuales, etc.

Para empezar  a ser freelance, escoge algo que se te de bien y crea una web donde muestres al mundo cuales son tus habilidades. Cuéntaselo a tu familia, amigos y utiliza las redes sociales para contarle a todos que andas buscando clientes.

Ser freelance se está convirtiendo en algo cada vez más común, debido a que la gente busca una flexibilidad en el trabajo (y múltiples clientes para conseguir una seguridad laboral). Existen una gran cantidad de consejos y ayuda por ahí fuera si sabes donde buscar. Asociaciones de emprendedores, cámaras de comercio, páginas webs, etc. te pueden ayudar con el entramado legal.

Especialízate en un area concreta. Es preferible enfocarte en una cosa en concreto en vez de intentar abarcarlo todo a la vez. Por ejemplo, si te dedicas a escribir, puedes centrarte en hacerlo únicamente para blogs y nada más.

Acércate a tus clientes potenciales directamente. La publicidad está bien, pero muchas veces funciona mucho mejor acercarte directamente al cliente que quieres obtener y no esperar a que vengan ellos solos.

2. Vender productos electrónicos descargables

Un freelance vende un servicio. Incluso si ese servicio se convierte en un producto, como un logo, una página web o un ebook. Es algo que se ha hecho a petición de un cliente en particular. Esto funciona bien para mucha gente, pero ¿qué pasa si lo que tu quieres es ganar dinero sin tener que trabajar por horas o moneypor proyectos?

Una manera probada de ganar dinero en internet es vender productos (normalmente descargables) electrónicos. Seguramente hayas visitado algunas páginas webs que venden ebooks (si eres experto en alguna cosa, puedes escribir un ebook sobre ello y tampoco tiene que ser tan largo como un libro convencional).
Hay otras opciones si no eres escritor. Puedes pagarle a alguien para que escriba el libro por ti y luego tu comercializarlo y venderlo. También puedes vender audios, vídeos, gráficos, software, etc.

Empieza vendiendo productos a precio reducido, 5€ o 10€ por producto.  Es una forma de atraer clientes cuando no te conoce nadie.
Puedes empezar a atraer clientes vía newsletters, haciendo un blog, redes sociales o colaborando con alguien que ya tenga una audiencia más grande que tu.

3. Vender productos físicos

Si los productos virtuales no te interesan ¿qué tal los físicos? Puede que ya lo hayas hecho si has vendido algún libro de segunda mano en Amazon o alguna otra cosa en eBay.
Para empezar a vender no tienes porque tener un gran stock y tampoco tienes porque pasarte las mañanas haciendo cola en correos para vender tus productos. Puedes vender productos de alguna tienda física y utilzar mensajerías privadas para los envíos.
Muchos pequeños negocios operan exclusivamente por eBay, comprando lotes por volumen, obteniendo descuentos y luego vendiéndolos por unidades sueltas.
Si eres un artista también puedes vender tus obras por internet. Ya sean cuadros, figuras hechas a mano, canciones, etc. hay mucha gente que pagaría un poco más por tener algo de calidad realmente único y exclusivo.

Tómate tu tiempo para hacer buenas fotos de lo que sea que vendas. Haz las fotos lo más grandes posible. Mucha gente cae en el error de no cuidar este aspecto y es algo esencial.
Incluye testimonios de gente que ya te haya comprado, sobretodo si vendes algo que normalmente hay que inspeccionar bien y tocar antes de comprar, como pueda ser ropa.
Son muy importantes los comentarios que la gente haga de tus productos.

4. Tener una página web

Si tienes una página web, tienes una potencial manera de conseguir dinero. Puedes colocar anuncios en la página, como puedan ser los de Google Adwords. Una vez que tu página tenga un considerable tráfico o pagerank, tu puedes gestionar la publicidad personalmente sin necesidad de Google.  Ojo, recuerda que Google penaliza las webs que venden enlaces… Seguramente no te puedas retirar con los ingresos por publicidad, pero serán una ayuda más.chiste

Otro método es vender la página web. Si tienes una web con unos ingresos regulares (ya sea por afiliados o similares), puede que hayan compradores interesados. Una buena fórmula para calcular por cuánto venderla, es multiplicar por 12 los ingresos que obtengas mensualmente. También puede que vendas una web que tenga un gran potencial (por tener un buen nombre de dominio y contenido de gran calidad) incluso si no está obteniendo ingresos.

Una vez que tengas una web que se encuentre fácilmente en Google, los anunciantes vendrán directamente a ti. Osea que ten preparadas las diferentes tarifas para cada tipo de publicidad y un buena forma de pago.

5. Vender prodcutos de otra gente

Por último, puede que no tengas nada que vender y tampoco quieras crear nada. ¿Qué tal si vendes algún producto de otra gente? Es una buena forma de ganar dinero y dejar que los otros hagan el trabajo duro.

Como en los otros cuatro métodos, esto no funcionará sin un poco de esfuerzo por tu parte. Los programas de afiliados (convertirte en afiliado de algun producto de otro y ganar una comision por cada venta que se consiga de tu parte) requiere que tengas dos cosas: una audiencia y confianza.

Si tienes un blog, una newsletter, muchos seguidores en Twitter o Facebook, esta es tu audiencia. Establecer confianza requiere tiempo, una buena manera de lograrlo incluye:

Generar contenidos de calidad (artículos en tu blog, emails, tweets, etc).
Ser honesto, personal y real. Normalmente confiamos en la gente que vemos como amigos.
Compra cualquier producto y utilza cualquier servicio que recomiendes a tus afiliados.

Puedes empezar con cualquier cosa que ya tengas y utilices frecuentemente. Te sorprenderías de la cantidad de empresas que tienen programas de afiliados.

Piensa en lo que te gustaría saber a ti cuando se habla de un producto y utilízalo. Puede ser colocar el precio en primer lugar antes de leer sobre él, o los comentarios de otra gente, etc.
Escribe tu experiencia personal sobre el producto o servicio. Si hablas de que ofrecen un gran servicio, explica cómo y pon ejemplos.
Muchos autores de ebooks (y vendedores de otros productos descargables) te proporcionarán una copia si tienes un tráfico considerable en tu blog o newsletter, es una buena manera de obtener productos gratis!

 

 

Artículo traducido y adaptado de http://www.aliventures.com/

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *