El hombre más rico de Babilonia

Hoy voy a hablar de otro bestseller que trata sobre temas financieros. Más concretamente sobre la mentalidad financiera ganadora.

El hombre más rico de Babilonia, escrito por George S. Clason, es una fábula ambientada en los tiempos de la antigua Babilonia, un poco al estilo de “El vendedor mas grande del mundo”.

De la mano del autor se nos van mostrando temas relacionados con el ahorro, la planificación financiera y en definitiva las claves para adquirir, ahorrar y multiplicar nuestras ganancias.

Todo esto contado dentro de una historia bastante amena y fácil de leer, lo que ayuda a  no aburrirnos con pesados términos sobre economía.

El libro habla de las 7 reglas de aquisición de bienes, que son:

  1. Empezad a llenar vuestra bolsa. “De cada 10 monedas que ganeis, gastad solo 9”, o lo que es lo mismo, ahorrad siempre un 10% de vuestros ingresos.
  2.  

  3. Controlad vuestros gastos. “Presupuestad los gastos de modo que siempre tengais dinero para pagar los que son inevitables, vuestras distracciones y para satisfacer los deseos aceptables sin gastar más de nueve décimos de vuestros ingresos”. Aquí nos enseña a que miremos bien en que gastamos nuestro dinero y tratemos de tener unos gastos bajos, independientemente del dinero que ganemos.
  4.  

  5. Haced que vuestro oro fructifique. “Hacer producir cada moneda para que se parezca a la imagen de los rebaños en el campo y para que ayude a hacer de vuestros ingresos el manantial de la riqueza que alimentará constantemente vuestra fortuna”. Con este simil, lo que nos está diciendo es que invirtamos nuestro dinero en algo que nos aporte una ganancia extra.
  6.  

  7. Proteged vuestros tesoros de cualquier pérdida.“Proteged vuestro tesoro contra las pérdidas e invertid solamente donde vuestro capital esté seguro o donde podais reclamarlo cuando asi lo deseeis y nunca dejareis de recibir el interés que os conviene”. Hay que elegir cuidadosamente donde invertir nuestro dinero y no hacerlo de forma que más que una inversión parezca la lotería. Recordad que siempre hay que arriesgarse, pero que este riesgo sea un riesgo controlado.
  8. Haced que vuestra propiedad sea una inversión rentable. “El hombre que posea casa propia será bendecido. El coste de su vida se reducirá mucho y hará que pueda destinar gran parte de sus ganancias a los placeres y a satisfacer sus deseos”. Podemos no solo tener una casa en propiedad para vivir nosotros, sino que podemos tener propiedades para alquilar, que a su vez nos descargarán a nosotros de estos pagos y conseguir algún beneficio. 
  9. Aseguraros unos ingresos para el futuro. “Preveed os ingresos para los días venideros y asegurad así la protección de vuestra familia”. Es importante pensar en el futuro, no solo en el día a día. Desde luego no ha llegado aun, pero por eso mismo hay que construirlo hoy y una buena manera de asegurarse el futuro es ir generando ingresos pasivos para que cuando llegue el momento de jubilarse esté todo asegurado.
  10.  

  11. Aumentad vuestra habilidad para adquirir bienes. “La última manera de hacer fortuna consiste en cultivar las facultades intelectuales, estudiar e instruirse, actuar respetándose a sí mismo”. Como siempre, es muy importante formarse adecuadamente. Desarrollar habilidades, conocimientos y oportunidades constantemente es lo único que nos hará progresar
  12.  

Como siempre, unos útiles consejos que si seguimos es más que probable que salgamos del camino por donde transita el rebaño y nos adentremos al camino que en un futuro nos lleve a la independencia financiera.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *