El principio del 80/20

Hoy vamos a hablar de otro gran libro relacionado con temas de gestión del tiempo y empresa. S
e trata de “El principio del 80/20“, escrito por Richard Koch.

Durante los diez años que han transcurrido desde que se publicara por primera vez, El principio 80/20 se ha convertido en un clásico del mundo de la empresa y en un éxito de ventas en todo el mundo.

El principio del 80/20 (el hecho contraituitivo, pero cierto, de que el 80 por cierto de los resultados se origina en el 20 por ciento de las causas) es el principio fundamental de las personas y de las organizaciones extraordinariamente efectivas que han logrado superar la prueba del tiempo.

Koch explica como el principio del 80/20 permite lograr mucho más invirtiendo mucho menos esfuerzo, tiempo y recursos; tan solo hay que concentrarse en ese 20 por ciento fundamental y por lo tanto, controlar lo que sucede, en lugar de dejar que lo que sucede nos controle a nosotros, y multiplcar el resultado varias veces.

Realmente esto del principio 80/20 es algo que creo que la mayoría de nosotros siempre ha intuido, pero que nunca nadie se ha puesto a reflexionar e indagar profundamente sobre el tema.
Quien no ha perdido horas, días, en incluso meses detrás de un cliente para hacer una mísera venta y en cambio otro cliente nos hizo una monumental compra casi sin pestañear.

El libro trata sobre como reconocer estas situaciones y aprender a enfocarnos en las que realmente nos interesan. Una vez que conseguimos poner el foco de atención en lo que más nos conviene, se trata de ir reproduciendo nuestras acciones una y otra vez para dejar de perder tiempo y optimizar todos nuestros recursos de la manera más efectiva posible.

 

El principio del 80/20 o principio de Pareto (en honor a Vilifredo Pareto, quien lo enunció por primera vez) es aplicable a multitud de temas, como pueden ser comercio, logística, control de calidad, ingeniería del software, etc.

El principio 80/20 se trata de un libro muy ameno de leer, muy pero que muy interesante en su contenido, al cual si le prestamos un poco de atención, seguro que nos reportará grandes alegrías.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *