El secreto del éxito

Muchas veces nos preguntamos cuál es el secreto del éxito. Qué es lo que hace que una persona triunfe y otra no. ¿Pueden ser los contactos, el dinero, las influencias, la suerte? La realidad es que es algo más cercano que todo eso, la realidad es que el secreto está en tener una actitud mental bien definida y una buena dosis de confianza en si mismo.

Un interesante artículo de la página dinero77 nos habla precisamente de las diferencias entre las personas triunfadoras, ricas, ganadoras y las que se quedan en el camino quejándose
de su mala suerte:

Piense como un rico, siéntase prospero desde hoy mismo, desarrolle una actitud y forma de mirar el dinero distinta, sienta que usted merece y tiene la capacidad para obtenerlo. Ni siquiera tome sus estudios insuficientes, si este fuera su caso, como algo que le impedirá la concreción de sus objetivos, en todo caso debe prestar atención a una correcta actitud mental.

Debe estar totalmente convencido de que llegará a ser prospero financieramente, debe saber que así será, que usted se lo merece, que está bien para usted, solo este tipo de estado lo acercará a la prosperidad y no otro. Si tiene dudas o si cree que no se lo merece o no tiene la capacidad para lograr tal objetivo, simplemente no lo logrará porque usted así lo ha decidido ya internamente.

Si usted se ve pobre, como alguien a quien se le escapa el éxito y no puede lograr grandes cosas y continua con esa forma de pensar, continuará obteniendo los mismos resultados que hasta ahora, ya que su programa le dice que usted sirve solo para eso, entonces si quiere ser otra persona no dude más y póngase en marcha para cambiar sus pensamientos por los que le permitirán ser mejor y más exitoso.

A veces la falta de confianza en uno mismo o el hacer caso a los habituales comentarios de quienes gustan opinar hacen que un proyecto perfectamente viable quede sólo como un proyecto que no será más que eso. Solo la debilidad de carácter permite claudicar ante circunstancias externas. Cree que quienes llegaron a ser millonarios tuvieron todo al alcance de la mano?, de ninguna manera fue así, ellos decidieron como iban a ser las cosas y tomaron las riendas del asunto, actuando con convicción cada vez. Habrá cosas que no entienda y de las que dude, es ahí donde debe poner su fe y convicción para continuar.

Razones aparentes para no triunfar encontrará por cientos y para elegir, si se piensa en ellas pueden desanimar a cualquiera y sirven de pretexto para la falta de iniciativa personal. Anote los puntos por los cuales cree que no puede alcanzar o seria difícil lograr lo que pretende, hágalo en forma reflexiva y luego lea con detenimiento y en tranquilidad cada uno de esos puntos para luego estudiar uno a uno la forma de superarlos.

Lo importante no lo encontrará allí afuera sino en su interior, allí encontrará lo que necesita para revertir, modificar y lograr las cosas. Usted decide como deben ser las cosas, no una circunstancia externa, tenga fe y confianza en si mismo, no se deje desanimar por las complicaciones que puedan presentarse. Sea persistente, hágale notar al mundo que va a continuar hasta que noten su presencia.

Debe eliminar totalmente la duda, si solo deja un espacio aunque pequeño para la misma atentará contra el cumplimiento de sus metas. Crea fervientemente en sus objetivos, los mismos que posiblemente antes no pudo alcanzar, ahora muchas cosas han cambiado, muchas cosas en usted son diferentes, y ha llegado el momento en que sea realidad lo que antes no pudo ser.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *