¿Gratis o de pago? La solución es vender contenidos mixtos

Internet se ha erigido como el reino de lo gratis. Muchos de los productos que siempre han sido de pago, ahora se pueden conseguir gratis si se tiene un mínimo de dominio de la Red y de la informática. Al menos en aquellos que se venden en formato digital. Sin embargo, una nueva corriente intenta abrirse paso entre las compañías con presencia online: vender contenidos mixtos, es decir, ofrecer una parte gratis y otra de pago.

Hasta ahora, los máximos afectados parecían ser las empresas relacionadas con el entretenimiento: discos, películas y material audiovisual es lo más descargado fraudulentamente. Y, aunque a regañadientes, parece que se van subiendo poco a poco al carro de vender contenidos mixtos.

Pero la opción de vender contenidos mixtos está siendo abanderada por los medios de comunicación. Los altos costes de las tiradas de los periódicos y el cambio de hábitos de lectura por parte del público están obligando a renovar los productos periodísticos. The New York Times, con su muro de pago en la versión digital a partir del undécimo artículo leído, es el mejor ejemplo.

Sectores en los que se pueden vender contenidos mixtos

El secreto de marketing de vender contenidos mixtos es que se produce un gancho para el cliente. Está claro que si al principio ofreces un producto gratis, el cliente es más receptivo a hacerse con él. Tras ello, el objetivo lógico es que esa persona compre, y se puede conseguir por dos vías. Una de ellas es convencer al cliente de que ese producto tiene la calidad suficiente como para pagar por él en el futuro. La otra opción es establecer un producto muy básico gratis y otro ‘premium’ de pago, pero este último debe ser algo realmente diferenciador.

Aunque ahora los medios están capitaneando este cambio, vender contenidos mixtos es en realidad un sistema que está dando sus frutos en otros muchos sectores. Estos son algunos ejemplos de ello, normalmente con apps para móvil:

  • La enseñanza de idiomas: academias online ofrecen gratis lecciones básicas de inglés, alemán, francés o cualquier otro idioma, pero los recursos avanzados como el contenido multimedia o las conversaciones online son de pago. Busuu es una de ellas.
  • En el terreno musical, hay varios ejemplos de éxito. Uno de ellos es Shazam, que reconoce una canción con solo registrar unos segundos de la melodía. Hasta ahí, gratis. Después, el pago viene al sobrepasar un límite de canciones registradas o cuando se decide comprar la canción.
  • El software es otro de los grandes garantes de vender contenidos mixtos. Una versión básica puede ser gratis, pero otros productos más avanzados o actualizaciones se deben comprar. Avira es uno de estos antivirus.

Imagen: anant12  en Sxc.hu

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *