Haciendo sonar la campana del crowfunding en las redes sociales

Una de las preguntas que, tal vez nos hayamos preguntado alguna vez dentro de los ámbitos de la social media es, si a la hora de presentar nuestros proyectos en una plataforma Crowdfunding, (con el fin de poder recaudar dinero) realmente tendremos éxito o no.

No obstante, de esto dependen varios factores, y uno de los más importantes, si no es el que más, es la capacidad que usted tenga de difusión de sus proyectos y que redes sociales debe utilizar para ello. En lo viral, en lo paradigmático se encuentra la clave del marketing crowfunding.

El Social Media o los medios de comunicación sociales son una excelente vía para llegar sus propósitos ¿por qué no empezar a utilizarlos a su favor?

Hemos hablado de las dudas para tener el éxito deseado al 100%, pero lo cierto es, que para conseguir la financiación que queremos a través del crowdfunding, tenemos que abastecernos con una buenas herramientas de comunicación para que el proyecto tenga la viralidad y el apoyo que necesitamos.

Como básicamente nuestro canal principal va a ser internet, deberíamos poder aprovechar tres recursos indispensables dentro de esta. Los cuales son: nuestra propia web o en su defecto blog, nuestro correo oficial (a menudo suelen, o deberían estar relacionados con el dominio web o con el blog en cuestión) y que además sepamos ir atesorando una larga lista de contactos y, por supuesto, tener nuestros perfiles completos en todas las redes sociales.

La mayoría de las campañas crowdfunding que fracasan lo hacen por falta de planificación, que unido a la falta de destreza en la comunicación, acaban llevado al proyecto a un fracaso seguro, ya sea porque no se haya dado la importancia suficiente a la comunicación a través de las redes sociales, o bien porque no se ha sabido aplicar el toque necesario.

Por lo tanto, sería conveniente:

  • Primero conozca bien las plataformas en las que va a trabajar, no vaya a ser que decida abrirse cincuenta cuentas y no sepa utilizar realmente ninguna. Esto conllevaría a una sobrecarga de trabajo enorme con un final nada agradable (mensajes sin contestar, no podría estar al tanto de todo lo que ocurre y que le puede beneficiar o no, etc). Y, si lo va a hacer, ¡hágalo al menos en el lugar adecuado! Si su intención es crear una página sobre música, no cree un grupo donde la opción genérica diga que es para gastronomía, por ejemplo.
  • Prohibido ir a lo loco. No se lance a la aventura. Diseñe, planee bien sus objetivos.
  • ¿A quién va dirigida mi campaña? Debe tener bien claro desde el primer momento a quien dirige su crowfounding y para cumplir qué objetivo.
  • Roma no se construyó en un día. Intente unos meses antes, hacerse con una buena lista de contactos, porque ¿de qué le serviría tener todo absolutamente diseñado si no tiene nadie a quien dirigir su mensaje?
  • Sienta a las personas, conecte con ellas. Esto un error muy común cuando no entendemos bien las redes sociales, el intentar vender una idea sin haber llegado antes al punto ideal de contacto con las personas. En el crowfunding todo debe estar ligado a los sentimientos que muevan a cada grupo en particular.

 

De modo que no robotice sus ideas, o dicho de otra manera, prepárelas para que parezca, que no ha tenido que preparar nada. Quien sabe, tal vez estemos hablando de una nueva tendencia, ¿la programación de lo casual?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *