La gripe porcina ¿provocada?

La gripe porcina, esa que hace una semana nadie conocía y esa a la que ahora todo el mundo teme. ¿Es una mutación natural del virus de la gripe común como algunos dicen o es por el contrario una estrategia o conspiración por parte de unos pocos interesados? Si hay una cosa que está clara es que aquí algo huele a chamusquina.

Si nos atenemos a la definición más o menos oficial que podemos encontrar en la wikipedia, vemos que : “Aunque la gripe porcina no afecta con regularidad a la población humana, existen casos esporádicos de infecciones en personas. Generalmente, estos casos se presentan en quienes trabajan con aves de corral y con cerdos, especialmente los sujetos que se hallan expuestos intensamente a este tipo de animales, teniendo mayor riesgo de infección en caso de que éstos porten alguna cepa viral que también sea capaz de infectar a los humanos. Esto es debido a que los SIV pueden mutar y mediante un proceso denominado reclasificación, adquirir características que les permite su transmisión entre personas. Adicionalmente, tienen la capacidad de modificar su estructura para impedir que las defensas de un organismo tengan siempre la misma eficacia, ocasionando que los virus ataquen de nuevo con un mayor efecto nocivo para la salud”.

Por otro lado tenemos diversos signos que hacen que uno esté con la mosca detrás de la oreja. A saber, en los medios de comunicación no dejan de decir que no hay que preocuparse tanto, que no reviste mayor gravedad, pero por otro lado cada día la OMS sube el nivel de alerta.

Luego tenemos el impacto que todo esto está generando en los mercados de valores. Tenemos para todos los gustos, tanto efectos negativos para determinados sectores, como efectos positivos para otros tantos. Rápidamente comienzan a brotar las teorías conspiratorias por doquier.

No cabe duda de que si uno se pone a pensar un poco, llega a la conclusión de que mucha gente puede estar beneficiándose mucho de esta situación, tanto gobiernos, como determinadas personas. También es cierto que si nos pusieramos a buscar información sobre posibles conspiraciones, no terminaríamos nunca dado que hay teorías para todos los gustos, como la que va enfocada a una reducción de la población mundial. Ahora bien, a mi me dan que pensar, no digo que sean ciertas, pero me dan que pensar. Para muestra, un botón:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *