Piense y hágase rico

Aquí tenemos uno de esos libros que todo el mundo debería leer, no solo para hacerse rico, sino para aprender a tener una actitud diferente ante la vida.

Dejando de lado el título del libro, que puede parecer un tanto pretencioso de entrada, este libro escrito por Napoleón Hill en 1932 es una auténtica fuente de buenas ideas, buenos conocimientos, buenos planes de acción y buenas actitudes muy a tener en cuenta si queremos hacernos ricos.

Está claro que únicamente pensando, no nos vamos a hacer ricos. Pero lo que también está claro después de leer el libro, es que todo lo que nos ocurre y la manera como nos influyen las cosas en la vida están muy relacionadas con lo que pensamos y cómo pensamos.

El autor divide en 13 pasos el camino que nos conducirá hacia las riquezas, estos son:

  1. Deseo
  2. Fe
  3. Autosugestión
  4. Conocimiento especializado
  5. Imaginación
  6. Planificación organizada
  7. Decisión
  8. Perseverancia
  9. El poder del trabajo en equipo (la «mente maestra»)
  10. El misterio de la transmutación sexual
  11. La mente subconsciente
  12. El cerebro
  13. El sexto sentido


Me parece increíble como teniendo en cuenta la fecha en que fue escrito este libro, trate de temas que están hoy en día de plena actualidad. Si hoy en día este libro puede resultar revolucionario o un tanto “un acto de fe” al confiar en que lo se que cuenta es cierto, imagino que cuando se publicó debió ser un auténtico vendaval.

Trata muy de cerca el tema de la actitud positiva frente a todo lo que nos ocurre en la vida, ya que los pensamientos que tenemos inciden directamente en los acontecimientos que nos ocurren y podemos llegar moldear nuestra mente para alcanzar todos los logros que nos imaginemos.

Así mismo como el deseo y la fe son fundamentales para marcarnos un objetivo definido, luchar por conseguirlo y no cesar en el empeño. En este caso particular se trata de hacernos ricos, pero sirve para cualquier propósito de la vida.

En definitiva es un libro que se lee muy fácilmente, en el que los conceptos son explicados de una manera muy amena y clara. Como suele ocurrir con los libros que nos plantean grandes verdades universales, cuando uno lo lee tiene la sensación de que lo que está leyendo es algo tan trivial que parece absurdo que alguien lo escriba. La realidad es que normalmente de trivial que nos parece, no hacemos nada de lo que se supone deberíamos hacer para conseguir nuestras metas.

Una máxima repetida no solo en este libro, sino en cientos de ellos, es la que nos llama a pasar a la acción ahora mismo, no mañana ni un día en el que las cosas nos vayan mejor. Si no se empieza el camino, nunca se llegará al destino.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *