Poder sin límites

Anthony Robbins escribió este libro en 1987. En él se tratan temas como la salud y la energía, vencer los miedos, comunicación persuasiva y eficaz, mejorar las relaciones personales,etc. Rápidamente se convirtió en un best seller y catapultó a su joven autor a la cima del éxito. Como él mismo cuenta en el libro, pasó de estar mal viviendo en un pequeño apartamento a lograr ser una persona llena de éxitos.

Ha sido asesor directo de grandes personalidades de la escena internacional, como el ex Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, miembros de dos familias reales, Princesa Lady Di y el Príncipe Carlos de Noruega, Presidentes, Congresistas y diputados del Parlamento de diversos países, como Nelson Mandela, Mijail Gorvachov, Atletas profesionales y olímpicos como Michel Jordan, estudiantes de gran coeficiente, padres extraordinarios y grandes empresarios.

Sus métodos de coaching se basan en la PNL y hace un especial incapié en las técnicas del modelaje para alcanzar los objetivos que nos propongamos. El modelaje básicamente trata de que en vez de ir aplicando distintas estrategias que podemos sacar de muy diversas fuentes, nos centremos en buscar gente que ya haya logrado los objetivos que estamos buscando y copiar literalmente su forma de actuar y hacer las cosas. Se podría decir que si hacemos lo mismo que alguien que ha logrado sus objetivos, tenemos muchas más posibilidades de lograrlo con éxito.

El libro nos llama constantemente a la acción. Primero visualización y luego acción. Asimismo, trata ampliamente los procesos que sigue el cerebro para “anclar” determinados sentimientos y acciones que muchas veces pensamos que son ajenas a nuestro control.

Algunas frases interesantes que podemos encontrar:

 

 

“Por mi parte las personas que saben lo que quieren y están dispuestas a pagar un precio para obtenerlo me gusta llamarles los pocos que hacen en contraposición con los muchos que hablan“.

“He sido testigo de cómo, a menudo, personas que llevaban años en tratamiento cambiaban sus problemas, sus estados y sus modos de comportamiento en cuestión de minutos. En fin de cuentas, la frustración, la depresión o el éxtasis no son objetos materiales. Son procesos creados por determinadas imágenes y sonidos mentales, así como por actos físicos, todo lo cual controla usted consciente o inconscientemente”.

“Lo que distingue el fracaso del éxito no son las cosas que nos pasan; la diferencia estriba en cómo percibimos “lo que pasa” y qué hacemos en consecuencia”.

“Tanto si crees que puedes hacer una cosa como sino, tienes razón”.

 

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *