¿Qué se negocia en la bolsa?

Siguiendo la serie de artículos relacionados con la bolsa, cortesía de la página Inteligencia Financiera, hoy conoceremos qué se negocia exactamente en la bolsa:

En la Bolsa se compran / venden acciones de las empresas y también se negocian otros activos financieros (obligaciones, derechos de suscripción y deuda). Las empresas deciden vender (emitir) uno u otro producto en función de sus necesidades y de los compromisos que estén dispuestas a asumir a la hora de buscar una vía de financiación con el dinero de los ahorradores.

1) Renta Fija y Variable

Las empresas, los bancos y el Estado emiten los activos que se negocian en el mercado bursátil. Según sean variables o fijos la retribución a los inversores vía dividendos o intereses periódicos podemos clasificar los activos en dos grandes categorías o grupos, denominados títulos de renta fija o de renta variable. Entre los primeros (Renta fija) se encuentran las obligaciones y la deuda.

Las acciones pertenecen al segundo grupo (Renta variable) y son la modalidad preferida por las empresas a la hora de buscar financiación. Existe, además, un producto híbrido que son “las obligaciones convertibles en acciones”. Primero ofrecen un interés estable y después se transforman en valores de renta variable.

2) Seguridad

Cuando un inversor compra un título de renta fija sabe con exactitud qué rentabilidad va a obtener en un período de tiempo fijado de antemano. Es un producto seguro. ¿Cómo sale a Bolsa? La empresa o entidad emisora divide la cantidad de dinero que necesita en un número de títulos y trata de venderlos. A cambio de la cantidad que se le presta, tendrá que ofrecer al inversor un interés fijo, que deberá abonar con una periodicidad determinada.

3) Riesgo

Quien tiene en su poder un título de renta variable, una acción, no sabe realmente qué beneficios obtendrá por ser propietario de éste. No está prestando dinero a cambio de que se lo devuelvan, sino que al comprar pasa a ser propietario de una parte de la compañía, arriesgando de esta manera su inversión. El mercado de renta variable, como su nombre indica, es volátil. Al comprar acciones se está asumiendo el riesgo de perder parte de la inversión. Esto se debe a que justamente nuestro dinero ahora forma parte de una empresa, pero nosotros no somos inversores en cierta forma de esa empresa. Somos uno de los “tantos dueños” al poseer acciones.

Como le contestaba a un lector en la entrada anterior respecto al riesgo y la especulación. El tonto y especulador, leería el nombre de una empresa nueva y si esta le atrae (supongamos Super High Tech) pondría su dinero allí. El verdadero inversor al poseer información ya sabría reconocer si está empresa va a dar frutos o no. Incluso el verdadero inversor sería el que venda las acciones cuando estas comienzan a crecer y toda la gente comienza a comprar acciones (Léase la entrada “Finanzas de Lemmings”)

4) Liquidez

La liquidez puede definirse como la capacidad que tiene un activo de convertirse en dinero sin sufrir pérdidas.

Si esta definición la trasladamos a las inversiones financieras, tiene unas consecuencias importantes a la hora de decidir invertir por un valor o por otro, ya que la liquidez del titulo supone que podamos comprar o vender el activo cuando lo deseemos y sin afectar de forma importante al precio de compra o de venta.
En resumen, los títulos con liquidez tienen un mercado amplio, mientras que en caso contrario, los titulos con escasa liquidez, reciben el nombre de estrechos y dan problemas tanto a la hora de comprar como de vender.

Entonces hasta lo ahora leído en esta entrada, debemos asegurarnos que nuestras inversiones financieras ya sea dentro o fuera de a bolsa posean estos 3 grande criterios: Rentabilidad, seguridad y liquidez.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *