Préstamos entre personas, una nueva forma de financiación

Hasta hace poco, la financiación se complicaba solo cuando la cantidad solicitada era muy elevada, a lo que solo las grandes empresas o grandes fortunas tenían acceso. Sin embargo, pedir un crédito al banco actualmente es tarea difícil incluso para cantidades pequeñas, de varios miles de euros. Sin embargo, está creciendo con fuerza una nueva forma de financiarse a base de pequeños créditos: los préstamos entre personas, también conocidos como p2p lending, que en la práctica puede ser la solución de liquidez de muchas empresas o el empujón necesario para un emprendedor.

Se trata de un sistema que se ha revitalizado con el auge de Internet y con la crisis financiera internacional, que no solo ha debilitado la capacidad prestadora de los bancos, sino también su imagen entre la ciudadanía, que concibe los préstamos entre personas como un método más fiable y accesible. En España, la compañía de referencia es Comunitae, aunque en otros países también existe Zopa, Prosper o Lendinclub.

Conviene destacar que los préstamos entre personas no son solo una forma de financiarse, sino que también son una inversión en toda regla: empleas parte de tus ahorros en financiar proyectos y, a la larga, recibes tus comisiones por haber contribuido al crédito. Esta es una de las principales diferencias entre este método y el crowdfunding, el sistema de financiación en masa que también representa una alternativa de financiación para determinados proyectos personales y empresariales.

Cómo funcionan los préstamos entre personas

El funcionamiento de los préstamos entre personas es muy sencillo y se podría resumir en estos cuatro pasos:

1)      Una persona que quiere un pequeño crédito envía su proyecto a la plataforma online, indicando la cantidad que necesita, el tiempo que quiere estar pagándolo y el motivo por el que lo solicita.

2)      La plataforma online analiza la propuesta y la aprueba, estableciendo las condiciones definitivas, como el interés TAE.

3)      Los usuarios registrados de la plataforma, si lo consideran oportuno, contribuyen a la financiación con cantidades a partir de 50 euros.

4)      Mientras el deudor devuelve el crédito, el usuario prestamista va recibiendo de vuelta su dinero más los intereses.

Cuatro sencillos pasos al alcance de cualquier persona, independientemente de sus conocimientos financieros, que han hecho de los préstamos entre personas uno de los métodos de financiación alternativos a los bancos y que, como ocurre con el crowdfunding, utiliza Internet como vehículo imprescindible para llevarse a cabo.

Imagen: svilen001en Sxc.hu

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *