7 errores de una tienda online: esto es lo que no debes hacer

Vender en Internet no es tan sencillo como abrir una web y colocar el botón del carrito de la compra. Hace falta desarrollar una estrategia integral que englobe todas las fases de venta, desde la captación del cliente hasta la devolución del producto si no queda satisfecho. En este artículo trataremos los errores de una tienda online, que tú no debes cometer.

7 errores de una tienda online

  • Retraso en la entrega de los productos. Ya sabemos que la entrega del pedido no la realizas tú directamente, sino las empresas de paquetería o Correos. Pero debes saber que esta es una de las cosas que más irrita a un cliente, y no le puedes contestar con un “No es mi culpa”. Uno de los mayores errores de una tienda online es sin duda no asegurarse de que tu proveedor de servicios trabaja de forma diligente.
  • Compra difícil y engorrosa: otro de los múltiples errores de una tienda online que no funciona es diseñar un sistema de pago demasiado complejo, con numerosos pasos a seguir, lo cual alarga el proceso, tanto que casi sale más rápido salir de casa y comprarlo en la tienda física.
  • Obligar al cliente a registrarse: está muy relacionado con el punto anterior. Algunos shops online te obligan a registrarte antes incluso de empezar a consultar los productos. Esto es uno de los grandes errores de una tienda online, pues tiene un efecto disuasorio.
  • No transmitir seguridad: este punto ya lo hemos explicado en otro artículo, pero no está de más recordarlo aquí. Si el cliente no se siente seguro, no realizará la compra, pues aunque se ha avanzado mucho en seguridad online, hay muchas personas que todavía recelan de los métodos de pago.
  • No brindar información detallada: sobre el contenido en sí, uno de los mayores errores de una tienda online es no dar información amplia y detallada. Y en esto entran las imágenes: si no permites ampliar las imágenes a una calidad decente, el cliente no sabrá de qué producto se trata y, por tanto, no lo comprará.
  • No tener un servicio de atención al cliente rápido y eficiente: también lo hemos tratado en este otro artículo, pero recordamos que es una de las claves para que el cliente sienta que se le está tratando bien.
  • No conocer cuáles son los hábitos de compra de los clientes: si no te metes en su piel, difícilmente le ofrecerás lo que está buscando. Para ello revisa las estadísticas de tu web y analiza qué funciona y qué no.

Imagen: svilen001  en SXC.hu

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *