Black Hat SEO: lo que no quiere Google

Para vender por Internet, es prácticamente obligatorio estar bien posicionado en las listas de resultados de Google, como hemos visto en artículos anteriores. La compañía americana es la reina de Internet, y lo quiere seguir siendo. Para ello, es sabedora de que debe ofrecer resultados de calidad, es decir, que estén totalmente relacionados con los términos de búsqueda, pero también que esos sitios web sean fiables y aporten información, productos o servicios útiles. Es justamente aquí donde cobra importancia un término: Black Hat SEO, es decir, las técnicas de posicionamiento en buscadores que no están permitidas por considerarse un fraude.

Seas o no el administrador de la página web de tu negocio, debes saber que Google ha realizado recientemente cambios sustanciales en el algoritmo encargado de seleccionar los resultados de sus listas.  Estos cambios se llaman Panda y Penguin y, en líneas generales, combaten el Black Hat SEO premiando a aquellas web donde se ofrezca contenido útil, actualizado y original.

A continuación, mencionamos algunas técnicas Black Hat SEO que tienen como finalidad conseguir enlaces entrantes a tu web pero que debes desechar de plano si no quieres que tu página web sea penalizada por Google y, por tanto, relegada o incluso retirada de sus listas de resultados.

Black Hat SEO: algunas técnicas prohibidas por Google

  • Plagiar contenido: el ‘copy-paste’ no tiene ningún sentido: Google sabe cómo identificar un plagio y, por tanto, penaliza al plagiador.
  • Spam de enlaces: no hay que abusar colocando decenas o centenares de enlaces en una misma página. Desde Penguin y Panda, mayor cantidad no es sinónimo de mayor calidad.
  • Cloaking o texto bajo fotos: esta técnica Black Hat SEO consiste en diseñar de tal forma que una fotografía tape centenares de palabras clave y enlaces a tu página web. Aunque el lector no lo vea, Google sí descubre que ese contenido no está elaborado de forma natural.
  • Texto invisible: consiste en escribir texto en el mismo color que el fondo de la página para que el lector no lo vea, pero tiene el mismo final que el anterior apartado: Google sí lo puede identificar.
  • Duplicar dominios: tener diversos dominios cuyo nombre contenga palabras clave similares y dotarlos del mismo contenido tampoco es recomendable, pues Google puede descubrir si todos estos están registrados por la misma persona.

Además de todas estas técnicas Black Hat SEO, se desaconsejan también otras estrategias de dudosa limpieza y que no tienen nada que ver con la generación de contenido de forma natural: por ejemplo, la creación automática mediante software de artículos, enlaces, comentarios o cualquier otro contenido.

photo credit: Bill Selak via photopin cc

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *