Formas de pago en Internet que debes manejar

El comercio online sigue creciendo imparablemente. Y con él, las formas de pago en Internet. Por ello, para que puedas adaptarte mejor a las necesidades de pago de tus clientes y demostrarles confianza, aquí te mostramos brevemente cuáles son las que triunfan y las que tienen gran futuro por delante.

Formas de pago en Internet básicas

  • TPV virtual: es la forma de pago en Internet más habitual. Toda tienda online de prestigio debe disponer de ella. Lo proporcionan los bancos. La ventaja es que no le supone un sobrecoste al cliente, pero sí al comercio online. Este porcentaje suele rondar entre el 0,5% y el 4,5%.
  • Paypal: se está erigiendo como el rey de los pagos online. Su gran ventaja es que es muy versátil porque ofrece diferentes modalidades de cobrar el dinero. Por un lado puede funcionar como una pasarela de pago normal y corriente, al estilo de una TPV virtual. Pero también ofrece otras posibilidades para quienes tengan menor infraestructura, por ejemplo, realizando cobros de dinero mediante órdenes de pago que se envían por email.
  • Tarjetas prepago: se trata de una forma de pago en Internet y en la calle que ha popularizado, entre otros, Paypal. Payoneer también es una de las compañías punteras en el sector, que opera principalmente en Estados Unidos. La ventaja de estas tarjetas MasterCard es que no van asociadas a ninguna cuenta bancaria: el cliente la recarga directamente por Internet, en cajeros o por transferencia, y después la utiliza en los establecimientos que la acepten.
  • Monedas virtuales: esta forma de pago online se ha puesto de moda con los juegos online y las aplicaciones de móvil. Es dinero virtual que se compra y que se puede utilizar dentro de la misma aplicación o videojuego, para superar fases, conseguir pistas, etc. Algunas grandes compañías ya las están introduciendo en sus tiendas online, como es el caso de Amazon, con las Amazon coins. Las utilices como usuario o como comercio, las condiciones de uso deben estar siempre muy claras: se trata en realidad de una financiación por adelantado para una compra futura y podría tener periodos de validez y restricciones al reembolso.
  • Métodos tradicionales: aunque son los ‘de toda la vida’ y no están estrechamente relacionados con Internet, se podrían implementar dependiendo del comercio online y el sector. Hablamos del pago a contra reembolso, abonando el importe al recibir el paquete o disfrutar del servicio, o la transferencia bancaria clásica.

photo credit: FuFuWolf via photopin cc

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *