Jeff Bezos

Jeffrey Preston Bezos es el fundador y presidente de Amazon. Nació el 12 de enero de 1964 en Alburquerque, Nuevo México
.

Jeffrey nació cuando su madre se encontraba todavía en su adolescencia, y el matrimonio con su padre duró poco más de un año. Ella se volvió a casar cuando Jeffrey tenía la edad de cuatro años. El padrastro de Jeffrey, Mike Bezos, nació en Cuba, escapó a los Estados Unidos solamente a los 15 años, y se abrió camino a través de la Universidad de Albuquerque. Cuando se casó con la madre de Jeffrey, la familia se mudó a Houston, y Mike Bezos se convirtió en ingeniero de Exxon.

Jeffrey mostró un interés científico intenso y variado ya a una edad temprana. Él solo montó una alarma eléctrica para controlar a sus hermanos menores en su cuarto y convirtió el garaje de sus padres en un laboratorio para sus proyectos científicos. La familia se mudó a Miami, Florida, donde Jeffrey asistió a la escuela secundaria. Fue alli donde Jeffrey se enamoró de los ordenadores y se convirtión en el mejor estudiante de su clase. Entró en la Universidad de Princeton para estudiar física, pero pronto volvió a su amor por los ordenadores y se graduó obteniendo una Ingeniería en electrónica y computadores.

Después de su graduación, Jeff Bezos, encontró un empleo en Wall Street, donde la informática era cada vez más demandada para estudiar las tendencias del mercado. Se fue a trabajar en Fitel, una start-up que estaba construyendo una red para llevar a cabo comercio internacional. Se quedó en el reino de las finanzas en Bankers Trust, llegando a la vicepresidencia.

En D.E. Shaw, una empresa especializada en la aplicación de la informática en el mercado de valores, Bezos fue contratado tanto por su talento en general como para cualquier trabajo en particular. Mientras trabajaba en Shaw, Jeff conoció a su esposa, Mackenzie, también graduada de Princeton. Ascendió rápidamente en la Shaw, convirtiéndose en un alto vicepresidente. Le esperaba una brillante carrera en las finanzas, cuando hizo un descubrimiento que cambió su vida y el curso de la historia empresarial.

Internet fue creada originalmente por el Departamento de Defensa para mantener sus redes informáticas conectadas durante una emergencia, como catástrofe natural o un ataque enemigo. Con los años, fue aprobada por el gobierno y los investigadores académicos para intercambiar datos y mensajes. En 1994, todavía no existía el comercio por Internet. Un día de primavera, Jeffrey Bezos, observó que el uso de Internet aumentó en un 2300 por ciento anual. Vio una oportunidad para una nueva via de comercio y de inmediato comenzó a considerar las posibilidades.

Con su metódico estilo, Bezos revisó las mejores 20 empresas de venta por correo y se preguntó qué podría llevarse a cabo de  una manera más eficiente, pero utilizando Internet. Los libros eran un producto del que no existía un catálogo para ventas por correo, debido a que publicar y enviar por correo un catálogo con todo el contenido editorial sería una locura, algo que sin embargo era perfecto para Internet, donde se podía crear un base de datos y compartirla con un número ilimitado de personas.

Voló a Los Angeles al día siguiente de asistir a la Convención Americana de Libreros y aprender todo lo que pudiera sobre el negocio de los libros. Encontró que los mayoristas de librerías importantes, ya habían compilado listas electrónicas de todo su inventario. Todo lo que se necesitaba era un lugar único en Internet, donde el público comprador de libros pudiera buscar llos título disponibles y realizar pedidos directamente. Los jefes de  Bezos no estaban dispuestos a seguir adelante con tal empresa, y Bezos sabía que la única manera de aprovechar la oportunidad era montar el negocio por sí mismo. Esto significaría sacrificar una posición segura en Nueva York, pero él y su esposa, Mackenzie, decidieron dar el salto.

Jeff y Mackenize volaron a Texas el fin de semana del Día de la Independencia y recogieron un viejo Chevy Blazer del 88 (un regalo de Mike Bezos) para conducir hasta Seattle, donde estarían cerca del mayorista de libros Ingram y del grupo de talentos informáticos que Jeff necesitaba para su empresa. Mackenzie conducía mientras Jeff escribía el plan de negocios. La empresa se llamó Amazon en honor al imenso rio de América del Sur llamado Amazonas.
Se instalaron en una casa de dos dormitorios. Jeff montó tres servidores Sun encima de unas mesas que él mismo construyó con unas maderas que le costaron menos de 60$. Cuando la web de pruebas estuvo en marcha, Jeff pidió a unos 300 amigos y conocidos que la probaran. El código funcionaba a la perfección en varias plataformas informáticas diferentes. El 16 de julio de 1995, Bezos abrió su web al mundo y dijo a sus 300 beta testers que difundieran la palabra. En 30 días y la ayuda de la prensa, Amazon había vendido sus libros en los 50 estados de EEUU y en 45 países extranjeros. En septiembre, tuvo ventas de 20,000$ a la jeff bezossemana. Bezos y su equipo continuaron mejorando la web, introduciendo características nunca antes vistas como la compra con un clic, comentarios de los clientes y el correo electrónico de verificación de la compra.

El negocio creció más rápido de lo que Bezos o cualquier otra persona hubiera podido imaginar. Cuando la compañía salió a bolsa en 1997, los escépticos se preguntaron si un vendedor de libros por Internet podría mantener su posición una vez que los tradicionales pesos pesados de la venta al por menor como Barnes & Noble o Borders entraran en escena en Internet. Dos años más tarde, el valor de mercado de las acciones de Amazon fue mayor que la de sus dos mayores competidores combinados y con Borders llegaron a un acuerdo para gestionar su tráfico de Internet.

Desde el comienzo, Bezos trató de aumentar su cuota de mercado lo más rápidamente posible, a expensas incluso de los beneficios. Cuando reveló su intención de pasar de ser “la mayor librería de la Tierra” a la “la mayor tienda de lo que sea de la Tierra,” los escépticos pensaba que Amazon se había hecho demasiado grande demasiado rápido, pero algunos analistas lo llamaron “una de las más inteligentes estrategias de la historia de los negocios.”

Jeff había dicho a sus inversores originales que había un 70% de posibilidades de que perdieran toda su inversión, aun así, sus padres invirtieron 300.000$, los ahorros de toda su vida. “No estábamos apostando por Internet”, dijo su madre. “Estábamos apostando por Jeff.” A finales de la década,  el seis por ciento de los propietarios de Amazon eran multimillonarios. Laa acciones se han dividido en tres ocasiones, y hasta la fecha, alrededor de un tercio de las acciones están en manos de miembros de la familia Bezos.

A través de cada etapa de expansión, Jeff Bezos hacía continuamente hincapié en los “seis valores fundamentales: obsesión por el cliente, la propiedad, inclinación a la acción, la frugalidad, una alta de contratación y la innovación”. “Nuestra visión,” dijo, “es conseguir la mayor empresa centrada en el cliente del mundo. El lugar donde la gente pueda encontrar y descubrir cualquier cosa que quieran y comprarla.” Amazon se amplió a CDs de música, videos, juguetes, aparatos electrónicos y muchas cosas más. Cuando la burbuja de las punto com estalló, Amazon fue reestructurada y mientras otras empresas de nueva creación se evaporaron, Amazon estaba publicando sus beneficios.

En octubre de 2002, la empresa añadió la venta de ropa a su catálogo a través de asociaciones con cientos de minjeff bezos3oristas, como The Gap, Nordstrom y Land’s End. Amazon compartió su experiencia en atención al cliente y servicios de pedidos on line con otros proveedores a través de webs compartidas con diversas empresas como las que tienen con Borders y Toys ‘R Us a través de la filial de Servicios de Amazon. En septiembre de 2003, Amazon anunció la formación de A9, un nuevo proyecto destinado a desarrollar un motor de búsqueda comercial que se centrara en sitios de comercio electrónico de Internet. Al mismo tiempo, Amazon lanzó una tienda de artículos deportivos, que ofrecía 3.000 marcas diferentes. Amazon cerró 2006 con unas ventas anuales de más de 10,7 mil millones de dolares. Hoy en día, Jeff Bezos y Mackenzie viven al norte de Seattle y están cada vez más vinculados con las actividades filantrópicas. “Regalar dinero requiere tanta atención como la construcción de una empresa de éxito,” dijo Jeff.

En 2007, Bezos anunció que Amazon produciría un nuevo dispositivo portátil para la lectura de libros electrónicos llamado Kindle. El dispositivo utiliza “E Ink” la tecnología para hacer que el texto tenga un aspecto como el impreso en papel, sin el cansancio de la vista asociada con la televisión y pantallas de ordenador. El tamaño de la fuente se puede ajustar para facilitar aún más la lectura y lo mejor de todo, a diferencia de anteriores dispositivos electrónicos de lectura, el Kindle incluye conectividad inalámbrica a Internet, permitiendo al lector a comprar, descargar y leer libros completos y otros documentos en cualquier lugar y en cualquier momento, sin que sea necesario para el usuario descargar los libros desde otro equipo o incluso encontrar un punto de acceso WiFi. Cientos de libros se pueden guardar en el dispositivo a la vez y nuevos libros se pueden descargar por tan sólo diez dólares y libros clásicos por dos dolares. Tras haber revolucionado la forma en que el mundo compra libros, Jeff Bezos está transformando también la manera en que se leerán.

 

Traducido y adaptado de http://www.achievement.org/

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *